Entradas populares

viernes, 18 de febrero de 2011

Madres Adolescentes en el Ecuador

Una de cada cinco adolescentes ecuatorianas
están casadas, unidas o mantienen relaciones sexuales con
riesgo de concepción. La mayoría de ellas habrán estado
todavía bailando o "chibeando" mientras ya tenían un hijo en
el vientre.
De cada 10 niños que nacen en el país, uno es hijo de una
adolescente. La edad promedio de la mujer en el nacimiento de
su primer hijo es 18 años. Las adolescentes constituyen el 23
por ciento de las mujeres ecuatorianas en edad fértil. A pesar
de que el 86 por ciento de las adolescentes expuestas a riesgo
de embarazo conoce algún método anticonceptivo, solamente el
20 por ciento lo utiliza.
El Ecuador, junto a México, tiene una de las más altas cifras
de Latinoamérica con respecto a la maternidad en las
adolescentes.
Estas cifras, otorgadas por diversas investigaciones de CEPAR,
comprueban la magnitud de este problema en nuestro país;
considerado problema no solo por los riesgos biológicos y las
repercusiones psicológicas de la maternidad en una
adolescente, sino por la implicación social que éste
conlleva.

Una enredada red

Se enamoran, se ilusionan, tienen relaciones sexuales, no se
cuidan, ella queda embarazada, conversan con sus padres
-porque no hay otro remedio- se desata la tragedia familiar,
se casan o los casan, nace el niño, discusiones y
frustraciones, después de un tiempo se separan o divorcian.
Una joven desorientada, un joven desorientado, un niño...Una
enredada red, tan común, ¿quién no lo ha vivido de cerca?.
En la mayoría de embarazos prematuros, los adolescentes se ven
obligados a unirse legalmente por presiones familiares. Esto
desencadena en crisis cuando una o ambas partes no lo desean,
o se arrepienten más tarde. A veces el par de adolescentes
después de haber firmado en el Registro Civil regresan a sus
casa y nunca viven juntos. Frecuentemente, pasados uno u dos
años, la incomprensión es tal que la separación o el divorcio
es acudido como único recurso. La abuela deberá encargarse del
niño, mientras los jóvenes cumplen -por fin- las actividades
características de su etapa.

Sin embargo, la existencia del niño ya habrá marcado a los
jóvenes padres, pero mucho más a la madre, por razones
culturales de nuestra sociedad, como prejuicios,
discriminaciones y persecuciones sociales, además del
obstáculo para su normal desarrollo de aprendizaje escolar y
vivencial. Es muy probable, además, que muchas de estas
adolescentes recurran al aborto, que, aunque no está
legalizado en nuestro país, es muy frecuente. Los lugares,
según los costos y relativas seguridades, están a disposición
del público.

2 comentarios: